Banners responsive

Menú Categorías

13 junio 2013

¿Jabón sin Jabón?|Detergentes

Antes de hacer reviews sobre limpiadoras faciales, champús, o dicho mal y pronto, cualquier cosa que se use para limpiar, quería hacer un post sobre los detergentes y el jabón en sí.
No sé vosotros, pero yo le llamo jabón prácticamente a todo, el jabón del cuerpo, el de manos, el de la ropa...así hasta llegar a decir que lo que uso en la cara es jabón sin jabón, porque es menos agresivo e irritante, eso dicen, o eso digo yo si alguien me pregunta. 
Entonces, cuando en un producto de limpieza pone que no lleva jabón, ¿a qué se refiere?¿Puede limpiar algo que no lleva jabón?



Debemos diferenciar entre jabón y detergente sintético o syndet. Sé que la palabra detergente, se utiliza para designar el producto acabado destinado a la limpieza de ropa, pero el término detergente también engloba los jabones y los detergentes sintéticos.
Por razones obvias nadie utilizaría Fairy o Ariel para ducharse, pero en general cualquier producto de limpieza, sea de cuidado personal o no, se puede englobar como detergente. Pues tienen una propiedad llamada detergencia gracias a la cual son capaces de lavar. Vamos por partes.

Se denomina jabón a las sales alcalinas de los ácidos grasos superiores, con una cadena hidrocarbonada de 12 a 18 átomos de carbono y que se obtiene de las grasas y aceites animales o vegetales.

Proceso de saponificación simplificado (hidrólisis + neutralización)
Ya en el 3000 a C. se conocían las cualidades curativas de un 'azufre jabonoso', explicadas gráficamente en una tablilla de arcilla que hoy en día está expuesta en un museo de Estambul.
Como veis en el proceso de saponificación de los aceites o grasas se obtiene, lo que en química se conoce como producto secundario, glicerol o glicerina, la cual tiene un alto valor como producto intermediario en la producción de explosivos, fármacos, cosméticos y tabaco entre otros.
Las grasas utilizadas para la producción de jabones suelen ser triglicéridos, es decir contienen 3 grupos de ácidos grasos y tienen una pinta tal que así.

Tripalmitina (3 moléculas de ácido palmítico unidas a una de glicerol)
Las propiedades finales del jabón dependerán de su composición y su procesamiento. El jabón es en realidad un tensioactivo, el tensioactivo aniónico más antiguo conocido.


Durante la primera guerra mundial, debido a la escasez de grasas se crearon los primeros detergentes sintéticos, años antes en Alemania se había creado un detergente semisintético llamado PERSIL.
Los llamados detergentes sintéticos son una mezcla de diversas sustancias, entre las que se encuentran uno o varios tensioactivos de origen sintético, que son los ingredientes activos de la mezcla. 

Un tensioactivo o surfactante es una sustancia que disminuye la tensión superficial entre las fases agua-aire o agua-grasa. Tienen propiedades detergentes, humectantes y espumantes y por ello son capaces de eliminar la suciedad en sólidos como piel o tejidos. Existen diferentes tipos de tensioactivos, la mayoría sintéticos, aunque últimamente están proliferando los llamados naturales u orgánicos que provienen de aceites vegetales en lugar del petróleo. 
Por lo tanto lo que en realidad hace que un producto sea de limpieza, o limpie, son los tensioactivos. Un producto sin jabón, pero con tensioactivos sí puede limpiar.

Jabón vs. Detergente sintético
Hoy en día existen multitud de variantes del jabón original, se le puede agregar alcohol, haciéndolo así transparente, y diversos aditivos como colorantes, perfumes o germicidas.
La composición de los detergentes sintéticos es algo más compleja, según el uso al que esté destinado se utilizan unos tensioactivos u otros y se le agregan diferentes aditivos, en función de las propiedades que se le quieran otorgar al producto final.


Como he comentado al principio, dicen que el jabón, pese a ser un producto de origen natural, puede ser irritante o resecar en exceso nuestra piel. ¿Qué hay de cierto en ésto?
El pH de nuestra piel es ligeramente ácido, entre 4,5 y 6,5. En cambio los jabones generalmente presentan un pH más básico, entre 9 y 10. Al entrar en contacto con nuestra piel pueden aumentar el pH natural de nuestra piel resecándola, sin embargo una piel sana recupera rápidamente su nivel natural de pH, por lo que ésto no debería representar un problema.
El pH de los detergentes sintéticos, al llevar otros componentes, puede tener un valor comprendido entre 5,5 y 7. De hecho en la producción de cosméticos, se suelen utilizan tensioactivos no irritantes y con propiedades emulsionantes. 


Personalmente creo que si un jabón no lleva aditivos que hidraten la piel y contiene una alta concentración de tensioactivos, lo más probable es que la reseque, si se usa continuadamente, porque eliminará con mayor efectividad la grasa que recubra nuestra piel. Pero esto es algo que tanto un jabón como un detergente sintético puede llegar a causar. En resumen, todo depende de la composición.

Gracias por leer

4 comentarios :

  1. Muy interesante, no tenía ni idea de que la glicerina se usa también en la fabricación de explosivos o tabaco. Mucha gente lee "sin jabón" y lee erróneamente "sin SLS", creo que muchas marcas se aprovechan de eso, yo la verdad suelo evitar el jabón pero porque incluso mirando el INCI no me aclaro bien sobre si me va a resecar o no, es más sencillo simplemente tirar de tensioactivos sintéticos...aunque tampoco cuesta mucho, diría que a día de hoy no es tan fácil encontrar "jabón jabón" :)

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Sí, la nitroglicerina se usa en explosivos y también en medicina creo que con algo relacionado con el corazón, muy raro...jaja
    Hoy en día abundan los tensioactivos sintéticos ¡sin duda! mucho más baratos y versátiles.
    Y sobre la nomenclatura es que con tanto nombre técnico es fácil liarse, si algún día tienes dudas me puedes preguntar si quieres, hay muchas cosas que desconozco pero bueno.

    Gracias por leer y comentar :)

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante toda tu explicación...

    La verdad yo uso poco los jabones para el rostro porque tengo la piel sensible y a veces deshidratada, pero mixta, sin embargo el uso continuado de tanto jabón por muy suave que sea a mi me reseca, aunque luego lo soluciono con mis cremas hidratantes. Yo creo que no hay que obsesionarlos con los brillos de la cara y abusar de los jabones, que un brillito le da un toque muy hermoso y de piel sana.

    Excelente lectura. Un beso y feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, algunas veces queremos huir tanto de los brillos que resecamos la piel.

      Gracias y buen fin de semana a ti también :)

      Eliminar