Banners responsive

Menú Categorías

04 agosto 2015

Tomar el sol mejora el acné


¿Qué es el acné?
El acné es una enfermedad inflamatoria de los folículos pilosebáceos. Afecta principalmente a las zonas de la piel con mayor densidad de glándulas sebáceas, cara, pecho y parte superior de la espalda.
Presenta lesiones no inflamatorias (comedones cerrados y abiertos, lo que vienen siendo granos y puntos negros), inflamatorias (pápulas, pústulas, nódulos y quistes, de más a menos superficial) y otras lesiones asociadas como heridas, marcas o hiperpigmentaciones.

Patogenia ¿Cómo se forma?
1. Más sebo y de peor calidad. Aumento del tamaño de las glándulas sebáceas y aumento de la producción de sebo debido a un estímulo androgénico (hormonal). Además la calidad del sebo de personas con acné es diferente, disminuye el ácido linoleico pero aumentan los triglicéridos y el escualeno. 

2. Obstrucción de folículos pilosebáceos y formación de comedones. Hay una hiperqueratinización y una diferenciación anormal en los folículos. En general el proceso descamativo de la piel está alterado, para que nos entendamos, hay células en el estrato córneo que no deberían estar, en fases de desarrollo que no toca y que se desprenden y descaman cuando no toca. Lo que se genera es una descamación en escamas, en clapas visibles, en parte porque la piel está deshidratada, le falta agua. Esta descamación anormal genera comedones porque se taponan los folículos pilosos.

Una piel acnéica necesita cosméticos que le ayuden a normalizar este proceso descamativo, que eliminen las células muertas de forma gradual y normal y también necesita algo que le ayude a retener la hidratación.

3. Colonización bacteriana por Propionibacterium acnes.

4. Inflamación y respuesta inmune asociada a la presencia de bacterias.
Aunque se cree que la inflamación está presente incluso antes de la presencia de comedones y de la infección bacteriana, siendo uno de los desencadenantes de todo el proceso. (fuente)

Causas
En el desarrollo del acné intervienen factores hormonales, nerviosos, genéticos e incluso dietéticos, en este último punto no terminan de ponerse de acuerdo.

¿El acné mejora en verano?
El sol es un inmunosupresor y como tal puede ayudar a mejorar enfermedades inflamatorias. Una de las protecciones de la piel contra los factores externos, alérgenos y patógenos varios es la respuesta inflamatoria, una inflamación local evita que se extienda una infección. Sistema inmune e inflamación van de la mano, por lo tanto las radiaciones UV, especialmente UVB, al suprimir el sistema inmune, también reducen las respuestas inflamatorias del mismo y visualmente nos parece que el acné está mejor. 
Suprimir el sistema inmune implica, dicho así a lo bruto, que nuestra piel se queda sin medios para combatir el mundo exterior, que nos bajan las defensas, que está más desprotegida y que es más propensa por ejemplo a coger una infección. Un claro ejemplo son los herpes labiales, tanto en verano como en invierno, cuando esquiamos es importante utilizar protección solar en cara y labios.

Por otro lado a parte de los daños celulares irreversibles, aumento del riesgo de melanoma, eritema y demás daños que causan las radicaciones UV en nuestra piel de los que ya hablamos en esta entrada, debemos tener en cuenta que la exposición solar puede producir manchas y marcas indeseadas en la lesiones que presenta el acné.
Es importante que no os olvidéis de utilizar protección solar, siempre. Pero, ¿ponerme tanta crema en la cara no va a empeorar el acné? se me van a taponar los poros ¿no? que lo estáis pensando, que lo sé yo, que os conozco. No, si realizáis una buena limpieza al llegar a casa y utilizáis fotoprotectores no comedogénicos no hay ninguna razón para pensar que el uso de fotoprotectores va a empeorar el acné, además hoy en día hay solares con texturas muy fluidas y ligeras pensadas y formuladas especialmente para pieles con tendencia acnéica, por ejemplo en Anthelios XL toque seco o Hyséac fluido de Uriage, si alguien con piel acnéica tiene un fotoprotector favorito, que comparta su sabiduría por favor.

Conclusión, aparentemente el sol puede parecer la solución al acné, pero no lo es.
Si a alguien le interesa el tema le recomiendo que eche un vistazo aquí o aquí, donde explican más detalladamente todo el proceso, ya sabéis que yo en rutas metabólicas y similares me pierdo un poco (zapatero a tus zapatos).

Efecto rebote
En Septiembre los brotes de acné salen en todo su esplendor, por un lado como ya he dicho el sistema inmune está en horas bajas, algo de lo que se aprovechan las bacterias y por otro el engrosamiento de la piel, también producido por la exposición solar, colabora con la formación de comedones.

¿Cómo puede ayudar la cosmética?
La idea es que la cosmética ayude a normalizar dentro de los posible el estado de la piel, la calme y la mantenga hidratada y también que pueda minimizar los efectos secundarios de los tratamientos orales.
Un cosmético puede
Limpiar la piel sin deshidratarla ayudando a regular la cantidad de sebo presente en la piel.
Desobstruir los folículos pilosos.
Ayudar a renovar la piel, mediante exfoliación, para reducir la formación de comedones.
Calmar e hidratar la piel.
Maquillar y disimular marcas de acné.
Permitir una exposición solar controlada.

Un cosmético no puede
Reducir el tamaño de las glándulas sebáceas para que dejen de producir tanto sebo o influir en la calidad del sebo que están produciendo de manera significativa.
Influir en el sistema hormonal.
Conseguir que tu piel de la noche a la mañana deje de tener acné.

Os recuerdo que el acné es una patología de la piel y como tal quien debe tratarla es un dermatólogo, ya sé que ya lo sabéis y que soy cansina, pero tengo que decirlo. La cosmética tiene limitaciones, el acné es una de ellas, puede ayudar a controlarlo y a paliar sus síntomas, pero lo más efectivo contra un acné severo es un tratamiento oral (antibióticos o lo que sea, ahí ya no entro) u otros medicamentos tópicos.

10 comentarios :

  1. Impecable explicación como siempre!!Completamente ignorante sobre esta tematica, gracias a ti he visto la luz ;-P
    Gracias Bella

    ResponderEliminar
  2. Cuánto tiempo Guapa!!!!! Se te echaba de menos 😉
    Muchas gracias por tus sabios consejos, a mi de momento desde primavera no me ha vuelto a salir ningún brote de acné Así q cruzo los dedos!!!
    Un saludo 👋🏽

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si estuve un tiempo sin subir y aún me estoy poniendo al día, exprimiendo lo poquito que me queda de vacaciones :)
      Pues que dure!! un beso

      Eliminar
  3. Chapeau! Me ha quedado muy claro y está todo muy muy bien explicado. Me gusta mucho el tecnicismo que aportas a tu blog.

    Con amor, Mary

    ResponderEliminar
  4. Fantástica entrada. Si que es cierto que hace años los protectores solares eran muy densos, pesaban mucho, quizá daban más grasa, pero ahora con la cantidad de formatos y texturas que podemos encontrar creo que no hay excusa.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar