Banners responsive

Menú Categorías

29 septiembre 2013

RUTINA FACIAL 1| ¿Cuál es tu tipo de piel?

15 comentarios

Lo principal para encontrar una rutina facial adecuada a nuestras necesidades, es saber cuál es nuestro tipo de piel y cuáles son las necesidades de ésta, valga la redundancia. 

LA PIEL
La piel es una membrana, diseñada para proteger nuestro organismo de las agresiones medioambientales o externas. Es el órgano más grande del organismo y actúa como una especie de barrera, pero también participa en un gran número de actividades fisiológicas, ayudando a mantener la constancia del medio interno.(1) Consta de tres partes diferenciadas: epidermis, dermis e hipodermis. 
La epidermis, la parte más superficial, está formada a su vez por diversos estratos o capas de células, el estrato corneo, es la última capa, está formado por la acumulación de celulas muertas y está recubierto de una capa hidrofílica, es muy importante que éste esté bien hidratado para que cumpla con su función de barrera protectora. El agua 'plastifica' la queratina presente en la piel y evita que ésta se deshidrate. La parte menos superficial de la epidermis ayuda a defender el organismo, regenerando la parte externa de la piel (keratogenesis) y aportando pigmentación a ésta (melanogenesis).
La dermis también realiza estas últimas funciones y participa en la termoregulación, la elasticidad y el mantenimiento de la piel.
La hipodermis principalmente tiene funciones protectoras y de reserva.(3)

TIPOS DE PIEL
A principios del s. XX, Helena Rubinstein, pionera de la cosmética por excelencia, clasificó la piel en cuatro tipos seca, grasa, mixta y sensible, con los años los avances producidos en dermatología han permitido valorar otros aspectos como la textura, la pigmentación o la elasticidad del cutis.
Si queréis saber cuales son las características de vuestra piel con todo lujo de detalles, lo mejor es que acudáis a un dermatólogo que medirá parámetros como el contenido de agua del estrato corneo, hidratación cutánea, con un Corneometer, la función de barrera de la piel, relacionada con la pérdida transepidérmica de agua, con un Teawameter, el contenido de sebo, sebometría cutánea, con un Sebumeter, la medición de arrugas, su profundidad, la elasticidad de la piel y el pH de ésta.(24)
Quiroga Guillot realizó una clasificación basándose, en las las secreciones que se vierten en la superficie cutánea, los tipos son los siguientes: piel eudérmica, grasa, alípica, deshidratada, hidratada y mixta. Si deseais informaros más sobre ellas echad un vistazo aquí.
Me gustaría destacar que la piel deshidratada no necesariamente tiene que ser seca, una piel puede ser grasa o mixta y estar deshidratada, una piel está deshidratada cuando el contenido de agua de estrato córneo es inferior al 10%. Una piel grasa pero deslipidada, sin la barrera hidrolipídica, por seguir una rutina de limpieza incorrecta o con productos demasiado agresivos, puede deshidratarse.

Pero desde un punto de vista cosmético el criterio utilizado para clasificar la piel, son las sensaciones que producen los diferentes tipos de piel, el estado superficial de ésta así como su apariencia. Esto nos lleva a la clasificación más típicamente conocida y utilizada piel normal, seca, mixta y grasa. Veamos las características de cada una.

Piel Seca
La piel está tirante, menos elástica, tiene una apariencia apagada y a menudo presenta descamaciones e incluso picores.
En este tipo de piel, es importante utilizar limpiadores suaves, huir del típico jabón jabón, y aplicar una hidratante que ayude a mantener la hidratación de la piel y que lleve diversos acondicionadores de la piel para que mejore el aspecto de ésta y elimine esa sensación de tirantez tan incómoda. 

Piel Grasa
Se caracteriza por una secreción de grasa excesiva, las glándulas sebáceas producen sebo en exceso. Presenta un aspecto brillante, es untuosa al tacto, la capa de grasa es visible y palpable, y puede presentar sensibilidad. También suele presentar poros dilatados en nariz y/o mejillas, así como puntos negros y tendencia acnéica. 
En este tipo de pieles es importante hacer incapié en la limpieza, que ayudará a controlar el exceso de sebo, pero tampoco se debe agredir la piel hasta el punto de deslipidizarla. Se debe usar una hidratante ligera que la proteja de las agresiones externas y ayude a mantener los poros limpios. 

Piel Mixta
En este tipo de pieles coexisten exceso de sebo en la zona centrofacial, frente y nariz, o la llamada zona 'T' y sequedad y sensibilidad en mejillas. Combina las necesidades de los dos tipos de piel explicados anteriormente.

Piel Normal
La piel normal no tiene definición propiamente dicha, pero sería un balance correcto entre nivel de hidratación de la piel, nivel de sebo y que no presentaría ninguno de los problemas mencionados anteriormente. Esto no la exime de necesitar limpieza, hidratación y protección solar, como todas.

Por último quiero hablaros de la clasificación Baumann, The Baumann skin-type indicator (BSTI), que amplía la clasificación que realizó Helena Rubinstein en su momento. El método se basa en los siguientes parámetros de la piel: seca o grasa, sensible o resistente, pigmentada o no pigmentada, con tendencia a arrugarse o tersa. De cada uno de los parámetros se escoge uno, de tal forma que cada tipo de piel estará formado por cuatro letras, que se escogen a través de un cuestionario de 64 preguntas. En total hay 16 tipos diferentes de combinaciones y de tipos de piel.
Si tenéis curiosidad podéis realizar el cuestionario de manera gratuita aquí, os registráis, respondéis a las preguntas y al final obtendréis vuestro tipo de piel y las principales características de la misma, es cuanto menos curioso.
En mi caso, mi piel es OSNW (Oily, sensitive, non pigmented, wrinkled) Grasa, sensible, no pigmentada y con tendencia a arrugas.
Aprovecho para destacar que hay diversos grados de sensibilidad en la piel, por decirlo de algún modo, y diversos tipos de pieles sensibles, cuyo denominador común es la tendencia a la inflamación cuando entran en contacto con determinados elementos o agentes alérgenos. Por ejemplo según este test, mi piel es sensible, si bien es cierto que he podido tener algún episodio de reacción alérgica o hinchazón, y en ocasiones presenta rojeces, mi piel dista muchísimo de ser una piel por ejemplo con rosácea o que deba huir de cosméticos con perfumes o algo así.
En cuanto a la pigmentación y tendencia a arrugas, una piel no pigmentada será menos proclive a que su piel sufra despigmentaciones o manchas indeseadas, una pigmentada tenderá a lo contrario y suele presentar muchas pecas. En mi caso tengo varios lunares, en cuerpo y cara, pero no pecas, la tendencia o no a arrugarse está relacionada con los hábitos de vida y con la exposición solar, el protector solar es vuestra mejor arma para luchar contra el fotoenevejecimiento de la piel. Al parecer mi piel tiene tendencia a arrugarse, de momento no tengo arrugas, mal iríamos, alguna que otra línea de expresión, pero nada fuera de la normalidad, pero es cierto que mi piel se pone roja en seguida si le da el sol y que me cuesta mucho ponerme morena, también porque uso mucho protector solar, por miedo a quemarme. 
En resumen para mi tipo de piel Baumann me recomienda, protector solar, retinoides, antioxidantes y agentes antiinflamatorios.
Las características de cada tipo de piel pueden variar con los años y en función de las condiciones climatológicas y fisiológicas que experimente cada individuo. Cada piel es un mundo, pero en general los principales pasos de cualquier rutina facial son simples limpiar, hidratar y proteger del sol. De eso hablaré en la siguiente entrada de rutina facial.


Fuentes utilizadas
1 'Síntesis y caracterización de geles como vehículos de Meloxicam y Acetato deVitamina E de aplicación      tópica terapéutica y cosmética' Universidad de Granada. Facultad de Farmacia 
2 Clinical Scoring and instrumental analysis to evaluate skin types ( El enlace es del extracto)
3 Handbook of Cosmetic Science and Technology, third Edition Ed. by: André O. Barel; Marc Paye; Howard I. Maibach
4 Radiofrecuencia monopolar Capacitiva /  Resistiva de 0,5 MHz en el envejecimiento  cutáneo facial


Por cierto, por fin me he hecho Twitter!  https://twitter.com/caldesnudo

21 septiembre 2013

MITO O REALIDAD| ¿Es necesario usar tónico?

19 comentarios

Tonificar o no tonificar, esa es la cuestión. 
Empezaré diciendo que la mayoría de tónicos son completamente prescindibles, pues muchos no son más que agua, glicerina y propilenglicol o peor, alcohol y perfume.

¿Para qué sirve un tónico?
A los tónicos se les suelen atribuir diversas propiedades, algunas casi mágicas, analicémoslas. Todas las propiedades que figuran a continuación, las he extraído de las descripciones de productos, que están actualmente en el mercado.

Equilibra el pH de la piel/ Mantiene el equilibrio natural de la piel
Es cierto que la palabra pH no suelen incluirla, pero sí dejan caer frases como 'equilibra o restaura la piel', que hacen referencia a la alteración, que se haya podido producir previamente en ésta.
En esta entrada os hablé sobre como el jabón puede alterar el pH de nuestra piel, el caso es que cuando lavamos la piel, ya sea con jabón o tensioactivos sintéticos, podemos alterar el manto ácido de la piel, complejo físico-químico, una especie de capa fina ligeramente ácida, que se sitúa sobre la piel y la protege. Pero una piel sana es capaz de recuperar el valor de pH por sí misma, en unas horas, siendo innecesario utilizar tónico, para ello.

Disminuiye el tamaño de los poros/ Ayuda a mejorar su apariencia/ Efecto astringente
La principal característica que se le suele atribuir a un tónico, directa o indirectamente, es la de reducir el tamaños de los poros. Bien, lo que voy a decir a continuación, no os va a gustar, yo tampoco quiero escucharlo, pero es una realidad, tus poros son los que son, ya puedes echarle litros de cremas y tónicos que no vas a modificar la estructura de tu piel. Es cierto que algunos productos tienen propiedades astringentes y que otros ayudan a disimularlos y a mantenerlos limpios lo que hace que visiblemente se vean menos, pero no esperéis que un cosmético actúe como una goma de borrar, porque no lo va a hacer. Si os interesa, en este blog una dermatóloga habla sobre el tema.
También me ha parecido muy interesante este artículo, en el que se plantea si el que los poros se contraigan, es realmente o no un beneficio, pues podría influir en la absorción de los productos que apliquemos a continuación, sinceramente no me lo había ni planteado.

Elimina restos de suciedad y/o reduce el exceso de grasa
Creo que uno de los usos más comunes del tónico, es el de usarlo como una especie de segundo paso de limpieza, como un repaso, especialmente los que utilizan leche limpiadora.
La leche limpiadora es difícil de retirar y a muchos no les gusta la sensación que deja en la piel retirándola solo con agua, por ello utilizan un tónico después, para asegurarse de que la eliminan completamente.
Dejando a un lado la leche limpiadora, si utilizas una limpiadora jabonosa, considero completamente innecesario aplicar un tónico después, si en la cara han quedado impurezas, quizás el limpiador que estáis utilizando no es el adecuado.
Ejemplo: Maquillaje completo, base, polvos, corrector, bronceador, colorete...y todo lo que se os ocurra, si escoges un agua micelar e intentas eliminar absolutamente todo el maquillaje, o bien te gastas el sueldo en discos desmaquillantes y le echas mucha paciencia o lo más probable es que no consigas limpiarte bien y tus toallas paguen el pato. Claro, ahí casi me atrevo a decir que efectivamente vais a necesitar un tónico, o mejor dicho cambiar la rutina de limpieza.

La piel absorbe mejor su tratamiento
Volvemos a hacer referencia a la limpieza de la piel, para que una piel absorba mejor su tratamiento posterior debe estar limpia, por eso el primer paso es limpiar.

Purifica la piel
Más de lo mismo, eliminar impurezas, algo que ya hacemos con la limpieza.

Calma e hidrata la piel / Refresca y alivia la piel
Si deseas calmar tu piel, presupongo que es porque algo la ha irritado previamente, tal vez la limpiadora utilizada no es la más adecuada para tu tipo de piel y además creo que el efecto 'calmante' que pueda aportarte un tónico, bien puede proporcionártelo una hidratante después.
Para hidratar la piel, se usa la hidratante facial, si crees que tu piel necesita más hidratación, tal vez deberías valorar si estás utilizando la hidratante adecuada. por lo tanto no es estrictamente necesario utilizar un tónico.
Para refrescar se utilizan componentes como alcohol denat y mentol, la sensación puede ser agradable especialmente en épocas estivales, ojito pieles sensibles, secas y deshidratadas, porque son componentes irritantes y que resecan la piel.

La piel se vuelve más resistente a las impurezas
Deduzco que lo que intenta decir con esta frase, es que crea una capa protectora sobre la piel, evitando que la suciedad se deposite en los poros, como propiedad está muy bien, pero la crema hidratante que pondremos después hace exactamente la misma función, así que...

La piel se encuentra más joven
Eureka, el elixir de la juventud existe, voy a comprarme unas cuantas botellas! NO (nótese el tono irónico).
El producto que contenía esta descripción lleva ácido salicílico, presupongo que hace referencia al buen aspecto que se obtiene cuando se exfolia la piel, pero de ahí a parecer más joven, no lo veo muy claro...Es cosmética, no magia, no lo olvidéis. 

Entonces, ¿no sirven para nada?, bueno claramente son prescindibles, aunque algunos tónicos si pueden tener una función lógica, como en el caso de la leche limpiadora o en pieles extremadamente grasas.

Tipos de tónicos

Los tónicos se suelen clasificar en purificantes, generalmente con alcohol, e hidratantes. Yo los voy a clasificar en tres grupos:

Tipo A (con alcohol)
El problema de los tónicos con alcohol es que suelen tener una composición que gira en torno a los dos primeros componentes, agua y alcohol desnaturalizado, por supuesto añaden otros componentes humectantes para acondicionar la piel, como la glicerina, pero su contenido en alcohol es bastante importante. Este tipo de tónicos, también denominados astringentes, pueden hacer que tus poros se vean visiblemente más pequeños de forma temporal y ayudan a eliminar el exceso de grasa. A la mayoría de pieles no les van nada bien, retirar un exceso de grasa inexistente puede ser contraproducente.

Tipo B (sin alcohol)
Básicamente suelen ser agua, glicerina, propileneglicol y algún extracto de alguna planta con propiedades antiinflamatorias o calmantes como por ejemplo la camomila o aloe. No tienen ninguna propiedad destacable.

Tipo C 
El tercer tipo englobaría aquellos tónicos, que contienen uno o varios elementos en su composición, que pueden marcar la diferencia y realmente aportar algo a nuestra rutina facial. Por ejemplo un tónico con ácido salicílico o con ácido glicólico puede mejorar el aspecto de nuestra piel, ambos ayudan con las imperfecciones. En este grupo bien podríamos estar hablando de lociones concentradas en un principio activo en concreto, muy utilizadas en la cosmética asiática, pero eso ya es otro tema. 



Para finalizar me gustaría decir que yo utilizo tónicos de vez en cuando, ¿por qué?, principalmente porque me gustan los cosméticos y me gusta probar nuevos productos, aunque no los necesite estrictamente, tal vez para algunos es un sinsentido, pero me gusta la sensación que dejan en mi piel y de vez en cuando simplemente me apetece realizar una rutina facial más larga, como una especie de spa casero. Lo que me molesta, es que se le atribuyan unas propiedades a determinados productos que no son reales, cada uno es libre de hacer o pensar lo que quiera, pero bueno. En resumen si queréis utilizar tónicos, adelante, pero plantearos por qué los estáis utilizando y sí de verdad vuestro tónico en concreto le aporta algo a vuestra rutina facial o piel. 

Qué me decís, ¿Utilizáis tónicos a diario, de vez en cuando u os parecen completamente inútiles?

14 septiembre 2013

DESNUDANDO| Body Lotion Mist de Sabon

12 comentarios

Hay productos básicos, como la hidratante facial o el champú presentes en todos los tocadores, sin embargo  el mercado cosmético es cada vez más amplio, día a día se crean nuevas líneas y productos cosméticos para cumplir con las diferentes necesidades que demanda su público. Y a veces es el mismo mercado el que nos crea una 'necesidad' sacando al mercado nuevas presentaciones, formatos, texturas, aromas...saben muy bien como atraer nuestra atención. El producto del que os quiero hablar hoy, se identifica muy bien con esa definición, no me lo compré porque lo necesitara sino porque quise, es un capricho cosmético y me encanta.
Se trata de un spray corporal de Sabon, un cosmético a medio camino entre un  perfume y una hidratante corporal muy ligera. 

  • Envase y formato

El envase es de cerámica, un material que seguro muchos odiarán por aquello de que se puede romper si se cae, sin embargo a mí me gusta, si bien creo que el diseño de la botellita se lo podrían haber currado un poco más, el material me parece idóneo para un producto de esta categoría, pues a mi modo de ver, es más glamuroso que el plástico. Trae 100 ml y se presenta obviamente en formato spray.


El spray corporal es de Patchouli, Lavanda y Vainilla, está disponible en otros tres aromas, Lavanda-Manzana, Vainilla-Talco y Musk, algo empolvados y pesados para mi gusto, sin embargo éste me encanta.
Es un aroma elaborado, cálido pero con notas frescas, me resulta difícil describirlo y eso creo que es buena señal porque indica que los diferentes componentes que conforman el aroma se integran perfectamente, creando un balance que te recuerda a la lavanda sin llegar a oler a lavanda y tiene notas cálidas o dulces sin llegar a oler a vainilla.
Por otro lado me gustaría dejar claro que este producto no es una hidratante corporal con aroma, en ningún momento creo que esté destinado a ayudar a hidratar la piel y mucho menos calmarla, lo principal en este spray es su aroma, que se mantiene en la piel pero tampoco es un perfume pues solo se percibe en distancias muy cortas. Su textura es bastante parecida a la que refleja la imagen, es muy líquida, se extiende con suma facilidad y deja la piel pegajosa durante un par de segundos, después esa sensación se esfuma. 

  • Ingredientes
El listado de ingredientes según figuran en la etiqueta, es el siguiente.


Antes de clasificarlos como siempre según su principal función, me gustaría destacar un par de ingredientes.
En la etiqueta frontal remarca que lleva Aloe Vera, e incluso en su página web indica que lo lleva para aportarle un efecto calmante al producto. El Aloe Vera es antiinflamatorio y posee multitud de propiedades beneficiosas, pero no nos engañemos la composición de este spray corporal está cargadita de alcohol, perfume, Geraniol y Linalool, es principalmente un producto que sirve para perfumar, no para calmar la piel, yo entiendo que es un reclamo publicitario muy bueno, pero seamos realistas, yo no recomendaría utilizar este producto como aftersun solo porque lleve Aloe Vera.
En cuánto a hidratación, tres cuartos de lo mismo, lleva agentes hidratantes, contiene Glicerina e Hydroxyethyl Urea ambos humectantes que ayudan a mantener la hidratación de nuestra piel, que algo harán, pero vaya...

-Emolientes y Agentes hidratantes. Suavizan y protegen la piel. Mejoran la hidratación de la piel.
Glycerin, Hydroxyethyl Urea, Aloe Barbadensis leaf extract, Glyceryl caprylate, Styrene/acrylates copolymer (forma una película que protege la piel).

-Emulsionantes o emulgentes. Aumentan la viscosidad de la mezcla y ayudan a mantener todos los elementos es una sola fase, evitando que el producto se descomponga.
Cocamidopropyl betaine (controla viscosidad), Polyethylene (20) Sorbitan Monolaurate, Caprylyl/Capryl glucoside, Glyceryl caprylate.

-Conservantes. Evitan el deterioro del cosmético y mantienen sus propiedades.
2-Phenoxyethanol, Benzoic acid. Sorbic acid, Chlorphenesin, Butylene Glycol (prop. antimicrobianas).

-Solventes o disolventes. Componentes en los que se disuelven otros elementos y ayudan a la presentación del producto.
Aqua, Ethanol.

-Perfumes.
Parfum, Citronellol, Coumarine, Geraniol, Linalool, Hydroxyisohexyl 3-cyclohexene carboxaldehyde, Benzyl benzoate, limonene, Butyl phenyl methyl propional (lilial), Hydroxycitronellal.

*Algunos componentes tienen más de una función, por eso se repiten*
  • Precio y puntos de venta 
Sabon cuenta con tres tiendas físicas en Barcelona y tienda online.
Su precio es de  17 €.
  • Valoración personal

Personalmente es un producto que me encanta, lo he utilizado mucho en verano, en brazos y piernas a modo de perfume, de día y de noche, e incluso antes de irme a dormir alguna calurosa noche. Lo que más me gusta es que no es un olor embriagador, no deja rastro a su paso y sin embargo se mantiene en la piel.

¿Utilizáis sprays corporales? ¿Tenéis algún cosmético-capricho?

11 septiembre 2013

Champús a la carta| CONCOCTION

8 comentarios
El otro día probé un champú que me dejó el pelo de fábula, pero olía a coco y yo no puedo con el olor a coco, debo tener alguna especie de trauma infantil desconocido o algo así, porque lo mio con el coco no es normal, lo odio en todas y cada una de sus formas, no me gusta ni su olor, ni su sabor, ni nada, cuánto más lejos mejor. Seguro que algua vez os ha pasado algo parecido, pues ha nacido un nuevo concepto de champús que podría solucionar estos problemas.
El pasado Julio salió al mercado Concoction y lo hicieron inaugurando lo que ellos denominan 'Concoction Couture Haircare Mixology Bar' en los almacenes Selfridges de la concurrida Oxford Street en Londres.

¿De qué se trata?
La idea es que a partir de 4 champús base, cada uno con su aroma y 8 sérums con diferentes propiedades puedas, de algún modo, participar en el proceso de producción del champú. Pues a diferencia de los productos habituales que encontramos en el mercado, los cuáles son como son o los tomas o los dejas, aquí te permiten escoger y jugar un poco con las diferentes combinaciones.


Todos los champús poseen la misma base: Aqua, SLES, Cocamidopropyl Betaine, Decyl Glucoside, Glycerin, Sodium Chloride, Cocamide DEA, Panthenol, Parfum, Hydrolysed Silk, Tocopherol (Vitamin E), Hydroxypropyl Guar Hydroxypropyltrimonium Chloride, Citric Acid, Benzyl Alcohol, Methylchloroisothiazolinone, Methylisothiazolinone, Disodium EDTA y Linalool. A la que le añaden diferentes compuestos para obtener cuatro aromas.


Las características que se le atribuyen a cada uno, las he sacado de su página web, aunque no es necesario seguirlas al pie de la letra, podéis escoger las que queráis. 


Personalmente la idea me parece brillante, y sueño con un futuro en el que el consumidor podrá diseñarse  su propia cosmética, a medida, según sus necesidades y gustos personales, aunque para eso aún falta mucho...
A nivel de marketing el producto es muy atractivo. El nombre, Concoction, representa la mezcla de varios ingredientes, que aquí bien lo podríamos traducir como 'mejunje' y que además se relaciona con terminología de cócteles. El sistema de venta, mediante una especie de bar, donde te preparan tu champú-cóctel es original y el concepto de champú 'personalizado', donde el cliente se implica en cierta manera en la producción del champú me parece muy acertado. 

La relación calidad-precio ya es otro cantar, champú (230 ml) y sérums (10ml) salen por unos 17-18 €. Lo podéis encontrar en beutybay.com, que es donde yo descubrí su existencia o en su página web, ambos envían a España.
De momento mi vena curiosa y consumista me ha hecho comprar un champú y varios sérums, pese a que me parece que el precio es algo elevado, para lo que es.
Antes de juzgarlo, lo probaré y haré otra entrada evaluando a fondo la composición y el juego que pueden dar de si las diferentes combinaciones, así como mi valoración personal.

¿Qué os parece este sistema? ¿Conocéis algo similar?

05 septiembre 2013

¿CÓMO FUNCIONA?| Tratamiento de blanqueamiento dental

24 comentarios

En los últimos años han proliferado tratamientos de blanqueamiento dental caseros y se han incorporado al mercado líneas de productos con propiedades blanqueadoras. Varios alimentos como el café o el té y algunos hábitos como fumar pueden teñir y amarillear nuestros dientes, así que muchos recurren a dentistas o a tratamientos blanqueadores caseros para lucir una sonrisa radiante. Ese no es mi caso, sinceramente nunca me ha preocupado el color de mi esmalte dental, creo que tiene un color normal, no estoy acomplejada ni nada parecido, sin embargo llegó a mis manos el tratamiento que muestro en la imagen.
Durante algo más de dos años me realicé el tratamiento de Invisalign, el pasado Junio acabé y en la última visita al dentista me dio este pack de blanqueamiento dental, me lo dio porque lo pagué en su momento no por mi cara bonita, obviamente. Como he comentado no creo que estrictamente necesitara un blanqueamiento dental, pero cuando decidí hacerme el tratamiento Invisalign, el blanqueamiento entraba dentro del 'pack', se supone que te lo regalaban, bueno ya sabéis...En fin como a caballo regalado no le mires el dentado, lo siento tenía que decirlo, ya que lo tenía porque no blanquear un poco la dentadura, pues observándola detenidamente a los colmillos superiores no les venía nada mal. 

Tratamiento Zaris White & Brite 16%



Para poderme realizar el tratamiento en cuestión primero me hicieron dos fundas de silicona (férulas) una para el maxilar superior y otra para el inferior.


El procedimiento a seguir es muy sencillo, poner un poco del producto en las fundas, una gotita para cada uno de los dientes, excluyendo molares y ponerse las fundas durante 2 o 3 horas cada día, hasta terminar las dos jeringuillas, unos 15 días aproximadamente.
Desconozco donde se puede adquirir este tratamiento y dado que se aplica en unas fundas que debe proporcionarte un dentista, asumo que no es un producto que podáis encontrar a la venta por ejemplo en una farmacia. Sin embargo si hay varios sistemas de blanqueamiento 'caseros' a vuestra disposición, uno de los más conocidos son las tiras de blanqueamiento Crest 3D White cuyo ingrediente activo es el peróxido de hidrógeno, más conocida como agua oxigenada, nombre mucho menos glamuroso. En el caso de mi tratamiento el ingrediente activo es otro peróxido, el peróxido de carbamida.

¿Como funciona un tratamiento de blanqueamiento dental?
Yo que soy muy preguntona, quise saber que tipo de brujería se escondía tras ese gel que me estaban dando, mi dentista me explico lo siguiente, bueno más o menos.
Para entender como se blanquea primero hay que entender porque se amarillean los dientes, como ya he comentado ciertos alimentos producen manchas que se adhieren a nuestro esmalte, pero los dientes son una superficie 'porosa', tras el esmalte se encuentra la dentina formada por túbulos dentinarios que puede retener las partículas, de digamos suciedad, que tiñen el diente. Mediante el cepillado no se puede acceder a esa zona, así que si queremos actuar allí debemos recurrir a otros métodos.
Generalmente el ingrediente activo responsable de blanquear los dientes en estos casos, es un peróxido, los de hidrógeno o carbamida son los más comunes. Los peróxidos son el agente blanqueador por excelencia, son utilizados en detergentes para blanquear la ropa y en tintes capilares para aclarar el cabello.
Las moléculas de oxígeno presentes en los peróxidos penetran el esmalte dental y oxidan las partículas que manchan los dientes, blanqueándolosAquí podéis ver como varios dentistas explican como se blanquean los dientes. Uno de ellos explica que las partículas presentes en el interior del diente no dejan pasar la luz y que una vez se eliminan con el blanqueamiento, la luz crea un efecto óptico que incrementa el blanco de nuestros dientes.
Junto con el pack de blanqueamiento mi dentista me dio un par de recomendaciones, me comentó que durante el tratamiento evitara cualquier alimento que pudiera teñir mis dientes, ya sabéis, café, vino tinto, té e incluso coca-cola. También me recomendó evitar bebidas cítricas o ácidas, pues pueden causar sensibilidad dental. Al parecer durante el tratamiento los dientes son más propensos a captar manchas, pues sus 'poros' están más abiertos, lo que también aumenta las probabilidades de sensibilidad dental.
En mi caso el tratamiento fue bastante molesto, no por tener que estar 15 días sin café, que también, aunque reconozco que hice trampas, algunas mañanas me lo bebía con cañita intentando que no tocara los dientes, pero es que yo sin café no soy productiva...
El problema fue que experimenté irritación en las encías y sensibilidad dental, lo primero reconozco que fue culpa mía porque una de las veces puse mal el gel y me rozó la encía inferior, no aguanté ni un minuto con la férula puesta y cuando me la quité, tenía una pequeña llaga. La sensibilidad dental la noté al cabo de una semana, al principio me molestaba un poco, cuando las molestias se intensificaron interrumpí el tratamiento, me quedaban unos días pero no deseaba blanquearlos más y mucho menos a costa de dolor dental, la sensibilidad dental es realmente molesta. Por suerte los efectos se fueron al cabo de un par de días.
Pese a que mi dentista me avisó de que esto podía pasar, e incluso me recomendó que comprara un gel con flúor en la farmacia si esto ocurría, quise investigar sobre cuan común era la sensibilidad dental tras un tratamiento de este tipo, encontré este estudio en el que se analizan los efectos tras un tratamiento de peróxido de carbamida al 15% en casa, un 54% de los pacientes presentaron sensibilidad moderada, así que me temo que es algo bastante común.

¿Los dentífricos blanqueadores también llevan peróxidos en sus composición?


No, no llevan peróxidos, el efecto blanqueador que puedan tener las pastas dentales es siempre superficial, teniendo en cuenta que el cepillado suele durar un par de minutos, el tiempo de exposición es mínimo y no tendría sentido. Por no hablar de la irritación de encías y sensibilidad dental que produciría lavarse los dientes con un dentífrico con un alto % de peróxido.
Y entonces, qué llevan, os preguntareis. Suelen contener ingredientes con propiedades abrasivas que 'pulen' ligeramente el esmalte, como el dióxido de titanio o sílice hidratada, así como componentes que ayudan a romper y disolver las manchas que tiñen el esmalte dental. Básicamente combaten las manchas externas del diente y junto con el cepillado mecánico, ayudan a eliminar la suciedad, en ningún momento penetran en él.
En resumen para evitar que nuestros dientes se amarilleen los dentistas recomiendan una limpieza adecuada y evitar bebidas oscuras y ácidas, o en su defecto lavarse los dientes o al menos enjuagárselos con agua después de hacerlo.

Gracias por leer [inserte aquí una sonrisa profident :D]